martes, 27 de marzo de 2012

Otoño ¿Bienvenido?


No tolero el otoño y mucho menos el invierno. Esto de pasar frío no es lo mío. Debería haber nacido en un país tropical. Hoy casi en forma obligada guardé toda mi ropa de verano vistiendo el ropero con  prendas invernales.

Pensé que el verano era imprescindible para sentirse vivo y que gracias a  la compra impulsiva de "esa remera" veraniega había descubierto por primera vez un jazmín azul intenso. Recordé un libro de Ray Bradbury donde el joven protagonista dividía los hechos de su verano en Ritos y Ceremonias y en Descubrimientos y Revelaciones.

"Uno hace cosas sin pensar. De pronto miras y ves qué estás haciendo, y es la primera vez, realmente. Voy a dividir el verano en dos partes. La primera parte de esta libreta se titula: RITOS Y CEREMONIAS. La  primera cerveza  agria  del año. La  primera vez que uno corre con los pies desnudos por la hierba.  El primer baño en el lago. La primera sandía. El primer mosquito. La primera cosecha de dientes de león.

 Aquí, como dije,están los DESCUBRIMIENTOS Y REVELACIONES, o quizá ILUMINACIONES (una palabra hermosa), o quizá INTUICIONES. En fin, haces algo viejo y familiar, como embotellar vino, y lo pones bajo RITOS Y CEREMONIAS. Y luego piensas, y pones lo que piensas, aunque sea una locura, bajo DESCUBRIMIENTOS Y REVELACIONES. Mira lo que puse del vino: Cada vez que lo embotellas, guardas un buen pedazo de 1928."

El vino del Estío

 

¿Qué opinan Ustedes? ¿Pueden hacer su propia lista de Ritos y Descubrimientos?